8/2/09

A unas pocas millas de ti.










Disfruto de la tristeza de mirarte
navegando en el mar de la distancia,
tensa, molesta, pero sobre todo alejada.
Los vientos de mis suspiros
impulsan tu velero de agonía

¿Por qué avistar tormenta cuando el muelle es mas cercano?
¿Porque anclarme lejos del espejismo de tus labios?

En mi isla del dolor, la neblina emocionada
dispara pedregullo hasta sobre mi cara
y lagrimean mis ojos por las brisas enarenadas

¿Como veras el arco iris sino hay sol a la distancia?
¿Como ser tu galán sin mimarte con palabras?

Entonces encuentro un aliado pensamiento
que tímido irrumpe en mi aguerrida cabeza
es un fusil calibrado, es mi estrategia preferida,
la de imaginarme vivo, capaz de cruzar la marea del delirio
y entregarme entero en el barco de tus auxilios.

1 comentario:

Eduardo dijo...

me emocionó este poema

tiene lucidez y pasión

bella música!!

saludos!