21/10/14

La Distancia



Un Autobús imaginario te trae a mi lado
con  horarios fastidiosos que no coinciden
con  esas noches frías que te sueño cercana
que te siento vibrante en la lejanía del espasmo
para brindarme sin tenerte, teniéndote sin poder brindarme.

Así es que me tomo el avión del sueño
y me acuesto con la esperanza de encontrarte
tras mi almohada… donde reposa tu armo…
Aroma que olvidaste una velada que fuiste mía
y  en ese instante de gloria calmaste mi sed de vos.

Hago transbordo en el tren de los cielos
Allí donde las estrellas brillan en el horizonte de este viaje...
Allí donde tus ojos brillan como estrellas que me guian...
Allí donde el horizonte se hace eco de  tu brillo para acompañarme...
Allí donde me encuentro en tu deslumbrante rostro disgregado.

Me tomo el taxi de la vanguardia en la calle melancolia
ya falta menos mi amor para tenerte en mis brazos.
El sueño perece ante el comenzar del día en el barrio de la alegría
y yo soy como ese soldado antes de la batalla
sabe que morirá  pero vivirá en ti... mi patria.

A pasos de tu hogar soy artista de tu boulevard
Creo un Picasso mismo al ver la figura de tu cuerpo
Voy y vengo como  un moribundo hombre en tu puerta
Que esperanzado en sus sueños mas profundos
Se paro en el abismo del rencuentro con la vida, allí donde somos uno.

Ya despertó el sol a los pájaros con su luz
me repongo de esta fantasía soñada
descubro que fuiste mía en la lejanía del espasmo
Entonces se que la distancia ya no puede separarnos
porque lo único que nos separa es la distancia.

No hay comentarios: